18-06-2013

entrevista Jon Juarez

INTERVIEW 6 / 18-06-2013 /  BIMBA&LOLA
El último trabajo de Jon Juárez es el cómic “Almanaque”, creado en colaboración con la marca.
El artista navarro estudió animación en la escuela de Daniel Martinez Lara en Barcelona. Ha trabajado como diseñador gráfico, profesor de animación, y animador. Actualmente escribe, hace las veces de ilustrador y su última pasión consiste en montar estructuras de madera.

B&L - Mucha gente opina que la creatividad se está perdiendo en la sociedad actual. ¿Has tenido esa sensación en tu faceta de profesor o todo lo contrario?
Jon Juarez - Bueno, mi disfraz de profesor fue un poco de quita y pon, pura anécdota. Pero filosofar sobre el tema es algo que me gusta, aunque no lo tenga nada claro.
Somos una generación que hemos visto nacer los videojuegos, internet, las redes sociales, la televisión digital... Yo recuerdo que cuando era un crío, para intentar convencer a un compañero de la certeza de cualquier majadería, solía recurrir a la frase: “lo vi en la tele”. Hoy en día eso es impensable, “la verdad” ha perdido todo su valor, hemos perdido la inocencia, y ya todo parece vodevil. La credibilidad, y por lo tanto, la capacidad de sorprendernos que tenía la ficción, se ha erosionado.
Por otro lado, está esa crisis pandémica que ha afectado tanto a una gran parte de la cultura profesional. La ha hecho más cobarde. En el pasado, por ejemplo, se hacían películas más valientes. La economía ha afectado a los grandes modelos del entretenimiento, limitándolos. El modelo de cultura heliocéntrica ha mutado, y ahora hay una infinidad de pequeñas constelaciones en el firmamento. Al espectador, le interesa tanto el estado de ánimo de su vecino en Twitter, como la última película de Tarantino. Y de ahí viene el cambio. No creo que la creatividad se esté perdiendo en la sociedad, más bien todo lo contrario, porque a día de hoy, todos y cada uno de nosotros somos autores. La creatividad es innata, es algo de lo que nunca podremos despegarnos, espero. Así que, esto más bien es una eclosión cultural, ahora quedará ver cuál será su rumbo.
B&L - ¿Cómo ha sido colaborar con una firma de moda? ¿Te imaginabas que ibas a encontrar algún día con una propuesta de este tipo?
Jon Juarez - Si hubiera tenido que apostar, habría apostado a que no. De hecho, cuando me lo propusisteis, estaba encaminando mi futuro profesional hacia algo bastante distinto. Agradezco muchísimo la confianza ciega que habéis puesto en alguien tan inestable. Por otra parte, me parece muy positivo que el cómic se asiente, que irrumpa en entornos que a primera vista parecían ajenos, es un medio muy libre y creo que se lo merece.
B&L - El cómic siempre ha estado ligado al cine y últimamente a las series de televisión, pero ¿existe también alguna conexión entre el diseño de cómics y la arquitectura?
Jon Juarez - Sin ir más lejos, ”La vida de Adèle” se ha llevado la la Palma de Oro en Cannes!
Hace poco me invitaron a participar en una conferencia sobre arquitectura en Belgrado. La verdad es que es algo que me interesa mucho, los espacios, los entornos, el paisaje, o la estructura de la propia página. No hay nada en nuestra naturaleza que no atienda a un ritmo, o a una composición. Sería de locos ignorarlo… En realidad hay pocas cosas que no me interesen.
B&L - ¿Qué diferencias has encontrado con tu anterior trabajo gráfico, un cuento infantil?
Jon Juarez - El anterior trabajo fue fruto de la casualidad. Estaba escribiendo un cuento para que lo ilustrara Leire Salaberría. Llamaron a Leire desde la Feria Internacional de Bolonia porque un trabajo suyo había sido seleccionado para la muestra. Entonces, creímos que era buena idea viajar hasta allí con un proyecto debajo del brazo, pero no teníamos tiempo suficiente para acabar el que estaba escribiendo en ese momento. Entonces, cogí el primer proyecto que Leire había ilustrado un par de años atrás, durante un curso de Javier Zabala, cambié el orden de las ilustraciones y añadimos un par nuevas. Escribí un texto nuevo prácticamente en tres horas, y nos fuimos a Italia a ver libros y a comer pizza. El primer día “vendimos” el proyecto a una editorial Española... en Italia.
En Almanaque el proceso ha sido muy diferente, sobre todo porque he tenido que dibujarlo. El proyecto empezó con un montón de voz en off y de diálogos que fui limpiando. Al final, la pieza que entregué era una pieza prácticamente muda, y fue Alicia quién sugirió eliminar todos los textos  para dejar una interpretación más abierta al lector. Yo creo que al ser una historia tan corta, en este caso concreto, le beneficia ese silencio, algo que te haga volver al inicio para encontrar cierto regustillo. Al menos eso es lo que yo quería hacer; una historia con cierto regustillo.
B&L -¿Cuáles son tus proyectos futuros?
Jon Juarez - Ir haciendo esos trabajillos que me permitan sacar tiempo para mis proyectos.
Back to Top